vie, 31 oct

Ultima Actualización:01:45:18 AM GMT

Ud. está aquí: Columnistas Analisis y Opinión La Maternidad: Derecho o Deber

anunciateaqui

La Maternidad: Derecho o Deber

E-mail Imprimir PDF

9x8adolfosuarezEn los últimos anos, los derechos de la mujer han sido poco a poco reivindicados, su valor en la sociedad humana se ha ido tomando en cuenta y aunque aun quedad sociedades en las cuales la mujer es considerada un ser humano de segunda categoría, solo necesario para servir al macho, ocuparse en las labores propias de la casa y sin derecho a intervenir en la toma de decisiones, el hecho es que se ha producido un despertar en la humanidad y las mujeres han ido conquistando su merecido espacio.

Sin embargo a la par de ese "despertar" se ha ido perdiendo el sentido real y verdadero de la existencia misma de la raza humana sobre la tierra. Una gran inversión de valores, una mal interpretada libertad en todos los sentidos, ha traído como consecuencia la absurda división entre los géneros primigenios de nuestra raza.

Los movimientos feministas fanáticos abogan por una libertad que se ha extralimitado en su implementación, de ahí que se entienda como parte de ella el derecho de renunciar a su condición de "hembra", tomando esta el lugar del varón en asuntos de sexualidad, adoptando paradójicamente las actitudes y costumbres del genero quedicen aborrecer, pues tomando como colofón los abusos sufridos por ellas o sus madres de parte de los machos abusadores, han desarrollado preferencias sexuales afines con Lesbia, sin embargo, se de mujeres tan abusadoras y crueles con sus parejas también hembras, tanto o mas que sus contrapartes masculinas, pues ser abusador o abusadora no es una condición inherente a un genero en particular, es una condición enraizada en hábitos y costumbres nacidos de una sociedad desorganizada en la cual los valores éticos y morales se han pervertido.

La raíz de esa perversión se encuentra precisamente en ese abandono del primigenio rol concedido por la naturaleza a la hembra del género humano, "La Maternidad". Y es que el corazón mismo de la humanidad late, y vive en la mujer, en la hembra, es el único genero insustituible y esa capacidad para sembrar amor, buenas costumbres, moralidad, sentido común, solo la posee la hembra humana, es tanto que la misma constitución cromosomica del ser humano indica que la sensibilidad y la ternura que manifiesta el varón humano obedece a la presencia del cromosoma X.

Esa virtud de ser mujer, de poder concebir, de ser madre, es una indispensable necesidad de la raza humana, sin ella nos extinguiríamos del universo, y el caos tomaría definitivamente el control de nuestro amado planeta.

De hecho ese deterioro moral, ese aumento del crimen, esa anarquía social que nos corroe, subyace precisamente en ese abandono "forzoso' en muchos casos de la maternidad por parte de la hembra, pues ser madre no es simplemente "parir" esa es solamente una pequeña parte de esa vital necesidad humana.

Ser madre es educar, es formar el carácter de los hijos, sembrar amor y sensibilidad en su prole, papel que no puede desempeñar una mujer forzada a trabajar de sol a sol en una factoría, hospital u oficina.

Con afirmar esto no quiero que las feministas furibundas interpreten que estamos en contra del desarrollo integral de la hembra, ¡No! Y ¡NO! Lo que abogamos es porque se organice la intervención de la mujer en la vida social, política y productiva de modo que no interfiera con el insustituible deber de ser madre.

La maternidad no es un derecho como los Pro-abortistas plantean, vista así, no lo es, porque se tergiversa su sentido de derecho argumentando una mal interpretada libertad, pues no puede haber derecho en adoptar como opción una salida tal para corregir las consecuencias de una sexualidad 'irresponsable" porque no es lo mismo tomar la interrupción del embarazo por razones terapéuticas (lo cual incluye, los embarazos producto, de incesto, estupros o violaciones, que aunque los religiosos fanáticos no lo entiendan, un niño o niña producto de un acto tal será en el 99% de los casos será un "enfermo biológico, social y/mental).

Fuera de las condiciones antes mencionadas el aborto no es una opción que debe ser incluida como parte de ese "derecho' a la maternidad, tal interpretación es burda, a la par que estupida e inconsecuente y todo el sentido de la palabra enemiga de la raza humana. Ser madre, la Maternidad, es un deber sagrado, no un mal interpretado derecho, solo visto como tal al momento de decidir entre abortar por razones no justificadas, para corregir las consecuencias de una sexualidad irresponsable, libertina e inmoral.

Galeno Labrador

La Maternidad: Derecho o Deber

Share

Banner